lunes, 6 de diciembre de 2010

Extrañas Compañias, 1ª parte


            Este viernes conseguí comenzar por fin la siguiente de las partidas cortas en mesa que estoy dirigiendo. En esta ocasión el juego elegido fue el Cthulhutech.


             La sesión fue corta y sencilla, en parte por que pretendía ser solo una introducción a la ambientación y el sistema, y en parte por que es de las peores sesiones que he tenido como director de juego en años. La comenzamos haciendo un pequeño repaso a la historia del Cthulhutech y a su estado actual para que entendiesen un poco de donde salía aquello de criaturas de los mitos y mechs. Después hice una pequeña introducción a lo que es el sistema, sencillo a la vez que particular. Y finalmente entregué las fichas, junto con sus trasfondos, pregeneradas que había hecho para que eligiesen.

            La partida comienza con los personajes reunidos en una bien iluminada sala de espera de un despacho del Ministerio de Aguas en Chicago, la capital de la NEG. Tras una corta espera les recibió una joven mujer con uniforme de capitán de marina llamada Elena Ivanova. Allí se les informó que eran candidatos para pertenecer a un grupo multi-jurisdiccional a cargo de su jefe. Ellos seguirían trabajando para sus respectivas organizaciones pero recibirían órdenes tan solo de su jefe.



            Su primera misión era ir a una base de la NEG entre China y Mongolia para custodiar un par de reclusos de una prisión de seguridad negra hasta Chicago. Los reclusos eran una mujer encontrada en los yermos de China y que había mostrado unas habilidades parapsicológicas fuera de escala, y un hombre que parecía poseer habilidades metamórficas aunque ninguna de las pruebas practicadas hasta el momento mostraban nada.

            El viaje comenzó unas horas después de la rueda de preguntas. Debían embarcar en Seattle en el carguero pesado militarizado Olimpia, que formaba parte de la flota trans-pacifica Nimitz. En el barco fueron encerrados en una zona de tripulación los personajes, un soldado nazzadi y una curiosa pareja formada por un tipo delgado y enloquecido y un gorila con aspecto de agente del FSB. Ahí debían permanecer una semana, y en ella algunos de los PJs no hablaron con nadie y casi nadie trato de conocerse entre si.

            A principios del cuarto día de viaje la flota fue atacada y su embarcación abordada. La propia zona de pasajeros de los PJs recibió un impacto que aturdió a todos, dejo inconscientes a un par, y mato al agente del FSB. Por suerte la mayoría de personajes se habían recuperado para cuando notaron que se acercaba una patrulla de profundos y mestizos a su zona. A pesar de algunas tiradas de miedo fallidas el perfecto lanzamiento de una granada al grupo junto con un metralleo constante consiguió diezmarlos antes de que siquiera les viesen.
 

            Lo siguiente que ocurrió fue que un mestizo usó un lanzamisiles contra la zona donde estaban los PJs, obligándoles a retirarse. Y entonces el PNJ con pinta de loco cayo al suelo en un ataque de epilepsia y de un misterioso cajón grande, que habían embarcado con él, surgió una rugiente criatura que parecía medio monstruo medio máquina. El monstruo no tardó en hacer trizas a la media docena de híbridos y el profundo supervivientes.


             Tras ese “curioso” suceso uno de los PJs y el soldado nazzadi salieron para comprobar si habían más problemas en su zona. Encontraron otra sección de pasaje donde un monstruo se arrojaba sobre un hombre que imploraba. Tras un pequeño forcejeo acabaron con él, y el hombre se autoidentificó como el Dr. Potlok, del equipo Alfa (siendo ellos el Beta).

            No hubo más ajetreo en el viaje y cuando llegaron a China había una multitud tratando de conseguir pasaje para irse de allí. Un guardiamarina les acompañó hasta el que sería su vehiculo, un gran transporte de tropas blindado, y ahí lo dejamos.

            Una sesión corta, muy corta, en la que tan solo pretendía introducirles un poco al mundo al tiempo que se iban conociendo. Sin embargo no me centre y no les di buenas opciones para interaccionar, creo que no logré definir bien el mundo, y hasta me olvide de un par de escenas que quería introducir. En fin, por lo menos de aquí solo puede ir a mejor.

6 comentarios:

Adrián dijo...

jajajajaj Casi todos los españoles tenemos la cabeza en otra parte, con tanta crisis y tantos problemas. A quien no le guste, que dirija él la próxima vez.

Esto no es una competición sobre quién es el mejor DJ, es una forma de divertirse entre colegas en una tarde como cualquier otra. Piensa que incluso en el peor de tus días, ya estás haciendo más que los demás sólo por intentarlo.

Mal arbitraje ¡Bah! Paparruchas...

Juglar de Oz dijo...

No hombre si eso esta claro, pero si se hace un analisis hay que decir las cosas claras si no es que vale de poco :p

Raist . dijo...

Que dices hombre! El que tuvo mal día fue Adri, no tú xD

Riley dijo...

Se me hacen los dientes largos al ver que empezasteis a jugar a Cthulhutech :P

Ya tengo ganas de jugar de nuevo con los amigos de Eldelbar :D


Riley

Anónimo dijo...

Buen post, estoy de acuerdo contigo aunque no al 100%:)

Sigbert dijo...

Todos los comienzos son difíciles, con un poco de tiempo la cosa mejorará sin duda.