sábado, 11 de agosto de 2007

Hordes



Hace no mucho me hice con Hordes, el “segundo” juego de miniaturas de Privateer Press ambientado en los Reinos de Hierro, y también publicado en nuestro país por Edge Entertaintment. Hordes es totalmente compatible con Warmachine, para aquellos que conozcan este juego del que hablare en otro momento, trayendo incluso un glosario de cómo funcionan las habilidades especiales de Warmachine frente a las bestias de guerra.

El concepto es sencillo, básicamente en esta ocasión cambian los siervos de guerra de Warmachine por bestias de guerra, manteniendo en lo demás el concepto básico del juego. También nos movemos algo mas hacia el este, fuera de los Reinos de Hierro propiamente dichos, en las tierras salvajes. Las facciones son también cuatro en este juego, y me parece que los paralelismos entre los del Warmachine y estos son bastante evidentes, aunque aquí son más salvajes y oscuras si cabe, siendo para mí el punto más flojo de todo el concepto.

Los Sangre de Troll son la primera de las facciones presentadas. Trolloides y trolls reunidos en el Bosque del Espino para forjarse una nación propia y la independencia de las demás potencias. En su trasfondo se nos amplia algo de sus relaciones con Cygnar, y bastante de su sociedad.


El Círculo de Orboros es la segunda de las facciones. Básicamente son una organización poderosa de druidas que nos amplia increíblemente lo que sabíamos sobre ellos y su filosofía en el mundo de Reinos de Hierro. Tal es así que de ser la facción que menos me llamaba en principio han pasado a ser de mis preferidos, aunque sus unidades y personajes son un tanto soseras. Como curiosidad de trasfondo indicare que se nos revela que fueron ellos quienes crearon la plaga que diezmo a los orgorth.


Los Skorne serán la tercera de las facciones. Unos viejos conocidos de los jugadores de Reinos de Hierro que ahora se nos presentan atravesando las tierras salvajes para asaltarlos en nombre del Conquistador. En mi opinión el punto más tentador para roleros en cuanto a trasfondo, ya que nos definen a esta raza y por que siguen a Vinter.


La Legión de Everblight es la tercera de las facciones. Básicamente es la legión de un dragón derrotado largo tiempo atrás que ahora ha sido despertado. Básicamente su trasfondo consigue ser menos llamativo que el de los trolloides, jodido estaba, pero en cuanto a implicaciones llaman más al ser una facción que se ceba con los Nyss. Sinceramente aun estoy por decidir si me gusta que se les de vida a los Nyss o me horroriza que se dediquen a masacrarlos así siendo ya un pueblo exiguo. En la versión de Edge han cometido la cafrada de traducirlo por bastador, en lugar de elegir un sencillo y elegante Plaga Eterna o Ruina Imperecedera.


En definitiva un juego interesante que se aleja poco del Warmachine, y que a pesar de complementarlo no le agrega una gran variedad usado como ampliación, pero que recomiendo encarecidamente a todo aficionado a él o a los Reinos de Hierro. Eso si lo recomendable es la versión yanki, los cuarenta euros que cobra Edge por las 208 páginas de este manual me parecen excesivas, a pesar de lo precioso de sus ilustraciones y maquetación.

Y para finalizar os colgare la autentica sorpresa y avance para mi del Hordes, un mapa de todo Immoren.