domingo, 24 de agosto de 2008

Bagon-Brei: Periferia

La periferia en Bagon-Brei es el espacio fuera de la fría superficie del planeta hasta llegar al limite de la Barrera creada por las dos grietas gemelas en el entramado de la realidad, Caribdis y Escila. Dentro de esta zona pueden encontrarse las siguientes localizaciones:

Barrera, La: Este es el límite navegable vía maginaves dentro del espacio de Bagon-Brei antes de que las alteraciones de la realidad, provocadas por las dos grietas gemelas, comiencen a ser peligrosas. En su mayor parte no suele ser visible, excepto como una falta de restos destruidos, aunque en algunos puntos puede apreciarse como una tormentosa nebulosa. Este también es el limite hasta donde llega la magia común de teleportación y cambio de plano (por lo que los cadáveres de aquellos incautos que lo han intentado a la ligera a lo largo de los siglos siguen flotando aquí) a no ser que se usen las adecuadas claves mágicas.

Caribdis: La mayor de las grietas en el entramado de la realidad es también la más estable, aunque no por ello ni mucho menos segura. Es por aquí por donde llegan la mayoría de las maginaves atrapadas en la periferia de Bagon-Brei.

Caronte: La mayor de las tres lunas del planeta es un muerto cascaron en su superficie, pero plagado de túneles en su interior, como una colmena. Este satélite esta totalmente dominado por los illithids, y sus colonias y ciudades son las únicas que se alzan libres en él. La única excepción es un enclave baatezu aliado de los desolladores mentales al que se ha permitido medrar en libertad por razones desconocidas.

Cementerio en la Negrura: La gravedad del planeta y sus satélites y las corrientes de la barrera han terminado formando una planicie en donde han terminado los restos de los miles de naufragios de maginaves que han sido destruidas, mayoritariamente en combate o por intentar huir torpemente. El Cementerio en la Negrura es un sitio siniestro plagado de oscuras leyendas que incluso la flota illithid evita siempre que puede. Este es el hogar de incontables naves pirata neogi además de muchos no muertos que maldicen lo que fue el lugar de su fallecimiento.

Escila: Escila es la hermana pequeña de Caribdis pero mucho más caótica e inestable, y es por esto que la navegación incluso a gran distancia de este fenómeno es peligrosa convirtiendo toda la cara oriental del planeta, donde de todas formas apenas se alza Nyx, en apenas transitada. No debería extrañar en que la mayoría de las alteraciones relacionadas con el Reino Lejano están relacionadas con Escila.

Hidra: El segundo de los satélites de Bagon-Brei, con menos de una quinta parte del tamaño de Caronte, es un vergel selvático mantenido por la magia de arcaicos monolitos de los antiguos. Además de la gran variedad de depredadores, tanto entre la fauna como entre la flora, Hidra vive en un constante estado de sangrienta guerra entre las tres principales facciones que pueblan su superficie y sus ardientes cavernas. Los yuan-ti forman la más populosa de estas facciones y la que domina una mayor porción de la superficie. La contempladores aunque menos numerosos forman un grupo quizás más poderoso, aunque su control una vez fuera de las cavernas que forman su dominio se debilita. Los psurlons forman el tercer grupo en discordia, y aunque son unos relativamente recién llegados y no son tan poderosos como los otros dos, pero sus poderes psíquicos y las circunstancias les han permitido medrar hasta ahora evitando que ninguno de sus contrincantes pueda centrar sus esfuerzos en ellos sin ser blanco fácil del otro.

Nyx: Este pequeño planetoide apenas mayor que un asteroide tiene todo el aspecto de estar totalmente muerto, pero la realidad es que además esta podrido hasta la medula. Hace ya siglos que Nyx es la base de la actividad kaorti en la zona desde donde preparan su gran cruzada a todo el sistema para purificarlo de la corrupción de la realidad.