lunes, 1 de diciembre de 2008

La Web

Este es parte del trasfondo para una campaña particular de Exaltado 2nd que he comenzado por foro, aunque visto el ritmo me temo que tendrá mala salud. Lo dejo aquí por si alguien lo encuentra interesante.



LA WEB



La ‘Web’ es como se conoce a un mundo más allá de la Creación, formado de los restos carcomidos de esta dejados atrás por la invasión del Pueblo Faérico hace 1500 años cuando pretendieron erradicar toda existencia. La ‘Web’ esta formada por una serie de pequeños bolsillos de realidad, entrelazados por senderos más o menos endebles, que no dejan de fluir y cambiar dentro de una “papilla” formada por material extraído del polo elemental de la madera y del propio fluido el Kaos. Es esta extraña mezcla la que consigue a la vez enmascarar y proteger a la ‘Web’ frente al grueso de la amenaza faérica reduciéndolo a unas pocas incursiones.

En el interior de la ‘Web’ los bolsillos de realidad toman forma de pequeños valles (aunque los hay que llegan a medir docenas de km2) rodeados por bosques que se vuelven más y más profundos a medida que uno se adentra. Llegado a cierto punto uno suele encontrarse con ‘Los Vigías Silenciosos’ unos simples menhires que suelen indicar el punto de peligro, más allá de allí cualquier mortal que pase sabe que se arriesga a no volver.

La vida en estos valles suele ser dura, aunque no pocas sociedades han conseguido civilizarse y algunas incluso prosperar de forma admirable, principalmente dado la falta de recursos, entre los que se cuenta el agua. Esto provoca que comercio sea frecuente, incluso entre rutas no estables a pesar del peligro que representa, y que las guerras y saqueos sean una constante en este mundo.

En cuanto al viaje entre valles adopta tres formas básicas, aunque no únicas. La primera, y más segura, es el viaje a través de calzadas, que son básicamente senderos que se han pavimentado desde un valle a otro y finalmente encantado. Ni que decir tiene que en una tierra tan falta de recursos como la ‘Web’ esto es complicadísimo, y tan solotas mayores potencias, o las mayores líneas comerciales pueden permitírselo. El segundo, y más utilizado, son los senderos, caminos que van de un valle a otro. El peligro que existe es que los senderos varían (quizás con días quizás con siglos), y el que te ha llevado de tu casa al destino puede no devolverte de nuevo a ella, aunque existen métodos y gente entrenada para reducir estos peligros. Además la barrera que protege los senderos es mucho más tenue, sobretodo de noche, y los ataques de faéricos son mucho más comunes que en los valles. El tercer método, y más peligroso, prácticamente un suicidio, es bordear el bosque de un valle a otro, algo que solo un loco desesperado intentaría, y que incluso para el más experimentado Viajero y explorador es un tiro a ciegas.

Dominios Cercanos:

La Meritocracia de Mendev

Una de las mayores potencias de todo el sector es la Meritocracía de Mendev, que se compone además del valle de Mendev de tres colonias y dos valles dependientes, además de numerosos socios comerciales, vasallos y aliados. Además su influencia se deja sentir en prácticamente en toda la región, sobretodo desde su reciente hostilidad hacía el régimen expansionista de Esarta.

La meritocracia funciona en base a un sistema político y social muy sencillo, uno importa en base a lo que vale, y lo lleva hasta las últimas consecuencias. Los ciudadanos menos capacitados llegan a ser tratados como esclavos, mientras que los auténticos maestros en los campos más demandados se alzan como una élite con un poder que conoce pocos límites en esa sociedad. Aun así los mendevianos no son especialmente crueles, al contrario intentan que las poblaciones de valles aptos sigan líneas que les lleven a una pureza similar a la suya, y ven esto como algo natural y que les proporciona muchas mayores posibilidades de auge en un mundo preocupado tan solo por la supervivencia.

La Meritocracia posee ejércitos pequeños pero altamente preparados, incluso sus tropas básicas pueden competir contra las élites de la mayoría de valles, que prácticamente nunca usa para el ataque a menos que sea como respuesta a una acción faérica cerca de sus fronteras, en respuesta a un ataque de estas o ante la corrupción de sangre mendeviana pura.

Mendev es una nación con altísimos estándares en cultura, la cual es tanto su orgullo como su obsesión, y aunque su tecnología esta por encima de la media no destaca tanto como uno podría esperar en una potencia de este nivel, y ese es quizás su mayor punto débil.

La Confederación de Esarta

La Confederación de Esarta esta compuesta por un núcleo de tres valles (Drachma, Nimia y Estasia) que pasaron siglos guerreando cruentamente entre ellos hasta que se dieron cuenta que esos siglos de guerra los habían acercado más que siglos de colonización habían hecho con muchos valles. Entonces, con la fuerza combinada de tres reinos guerreros se lanzaron a la conquista salvaje de sus vecinos, y a día de hoy la Confederación cuenta con 17 colonias en su haber.

Esarta funciona en base a un solo concepto, fuerza. Solo hay dos tipos de ciudadanos en ella, esclavos y guerreros, los primeros pertenecen a los segundos, y los segundos pertenecen a sus clanes, los cuales pertenecen a su vez a un Thane, el gobernante de una colonia, o un Earl, el de una nación de la confederación y dirigentes de esta.

Hasta hoy las hordas de Esarta se han expandido allá donde han deseado, refrenándose tan solo ante las ordenes de los earls cuando han deseado reforzar la nación para impedir ataques externos. Pero desde la debacle de Kadern donde dos clanes enteros fueron diezmados por tropas mendelianas enviadas para apoyar a sus aliados en el valle (antes de abandonarles cuando los kadernios dejaron de aportar carne de cañón para la muralla, “luchamos con vosotros no para vosotros” indicó el comandante mendeliano antes de abandonar el valle a lo que sabían seria una masacre) toda la confederación se prepara para enfrentarse a su primer enemigo serio desde que fue constituida.

Conflagración de los Seis Ríos Exaltados

Conflagración de los Seis Ríos Exaltados, o Conflagración como la llama todo no nativo, es uno de los dominios más exóticos de la Web, y es que esta formado en su mayor parte por agua proveniente de seis ríos. Los ríos no son algo inexistente en la Web, aunque si extraño, incluso se pueden llegar a usar como vía de comunicación en unos pocos casos. Ni que decir tiene que esta peculiaridad convierte a Conflagración en un nexo comercial además de la mayor fuente de agua de todo el sector.

Conflagración posee una extraña cultura profundamente filosófica y ascética regida por los neptores una orden de monjes-guerreros que dicen servir a su dios del agua, cuyo nombre no se revela a los forasteros. La religiosidad de este dominio resulta extraña en la Web debido a la poca actividad divina o de grandes seres, aunque no es lo suficientemente extraña para que destaque.

Conflagración no cuenta con un ejercito definido, aunque sus neptores y las saerenias, exaltadas del agua pues al parecer solo las mujeres reciben esta exaltación en Conflagración, suponen la suficiente fuerza junto con sus defensas místicas para haber defendido el valle con total eficacia hasta ahora.

Los conflagrados son un pueblo tranquilo e iluminado, aunque estricto y reservado, aun asi permiten a todo aquel que entre en sus fronteras beber de sus aguas a cambio tan solo de un pequeño impuesto (y este lo crearon tan solo después de ver que se cometían bastantes abusos).


Las Tierras Huecas

Una zona con senderos extrañamente estables con toda la región, aunque por una vez no le supone una alegría a nadie, es el conocido como las Tierras Huecas, o también las Tierras del Éter. Estas tierras son en realidad un conjunto entretejido de valles, nadie sabe cuantos ni le interesa saberlo, que han sufrido algún tipo de infiltración del Éter (el nombre que le dan los alquimista de la Web al Kaos) y se rumorea están malditas.

Los testigos indican haber visto extrañas estructuras y signos de una avanzada civilización caída en desgracia. Lo que si indican todos los informes es la extraña e insólita ausencia de faéricos en la zona, aunque para llegar a ella uno debe luchar intensamente con estos que parecen muy activos en ellas.