sábado, 20 de marzo de 2010

Desna

Este artículo fue originalmente traducido por Iridal para el blog de Señores de las Runas, el blog de base de la campaña por IRC de Rise of Runelords, pero dada la escasa actividad que tenemos allí (en buena parte por mi salud), he decidido ir trayéndolos poco a poco aquí.


Alineamiento: Caótico Bueno

Ámbito: Diosa de los sueños, las estrellas, los viajes y la suerte

Dominios: Caos, Bien, Liberación, Suerte, Viaje

Arma Predilecta: Puñal Estelar

Trasfondo

Desna (DEZ-nuh) es una diosa impulsiva e independiente que se recrea en la libertad, el descubrimiento y el misterio. Su independencia radica no en arrogancia, sino en la confianza en sus propias habilidades y su deseo de no ser tocada por los problemas. Desna es una colección de contrastes: una antigua diosa a la que no le gusta predecir el futuro, un viajero al que no le preocupa su destino, una criatura sin preocupaciones pero de instinto atormentado por un pasado que se remonta eones, y una deidad pacífica obligada a la batalla con viejos enemigos, eternamente joven a pesar del peso de las edades y las estrellas sobre ella.


Algunos creen que Desna es caprichosa, frívola y fácil de distraer, pero en realidad tiene un lado duro y frío que pocos ven, nacido de la pérdida, la tragedia, y la batalla. Como diosa de la suerte, cree que siempre hay una oportunidad para el éxito. Sabe que la gente tiene miedo a lo desconocido, que los sueños pueden convertirse en pesadillas y que un brillante destino puede convertirse en uno oscuro; estos opuestos en su propia naturaleza son los que la definen. Desna desafía a aquellos que corrompen su dominio o que han hecho mal a sus amigos o seguidores, golpeándoles con ardiente luz de estrellas, mala suerte, y las energías ajenas a Golarion.

Aunque su dominio sobre los sueños y las estrellas significa que muchos videntes, adivinadores, y místicos la veneran como una oficiosa diosa de la profecía, se deleita en la libertad de los pueblos de elegir su propio destino y sólo utiliza su poder para ayudar a otros a tomar buenas decisiones, evitar molestos resultados, y alcanzar la felicidad. Desna cree que las profecías de “fatalidad y pesimismo" o las que parecen garantizar o cumplirse con horribles actos son indeseables, y sólo transmite estos mensajes en las circunstancias más crudas. Prefiere utilizar la profecía como una herramienta para la exploración y la creación de opciones, no para limitar la acción y la esperanza.

Desna vela por aquellos que viajan por cualquier motivo. Vagabundos, exploradores, aventureros, y navegantes la rezan. (Aunque la mayoría de los marineros veneran a Gozreh, éste es una deidad temperamental y un poco de suerte de Desna a menudo viene muy bien durante una tormenta.) Su influencia sobre la suerte la hace ser una favorita entre los jugadores, ladrones, y otros que dependen de la fortuna para tratos en la sombra.

La diosa enseña a sus seguidores a satisfacer sus deseos, a experimentar todo lo posible, y a confiar en su instinto como una guía. Sus seguidores son a menudo gente de mentalidad abierta, y personas extrovertidas, que abarcan el mundo en toda su extrañeza, dispuestos a saltar con ambos pies. No tienen miedo de tener las manos sucias, los pies mojados, sus nudillos (o caras) ensangrentados mientras vivan su vida al máximo. Los críticos los llaman hedonistas, pero es una exageración, ya que su verdadero objetivo es la experiencia mundana, más que la pura sensación. Ascetas, ermitaños, y los planificadores y meticulosos se desconocen en su iglesia. Sus clérigos enseñan que es mejor pedir perdón que permiso, y que a veces una oportunidad única requiere de una segunda decisión, ya sea para tocar un huevo de dragón, saborear un poco de fruta, o besar con pasión a la hija del alcalde.

Desna alienta a sus adoradores a creer en ellos mismos y a expresar sus fortalezas internas, a menudo en forma de música, danza, o teatro. Muchas canciones escritas por sus fieles se han convertido en populares melodías de baile y reuniones, y varios "viejos clásicos" se atribuyen a bardos desnitas largo tiempo muertos, cuyo legado musical persiste por siglos. Muchos creen que la costumbre de los bardos nómadas de pagar su alojamiento con una canción proviene de la iglesia de Desna y, como los bardos, los seguidores errantes de la diosa motivan a los jóvenes a cantar y bailar con la esperanza de descubrir talentos ocultos.

Cuando la diosa tiene un mensaje para uno de sus fieles, prefiere intervenir en forma de sueños, o enviando simples impresiones, visiones e incluso profecías que el receptor recuerda claramente en el momento de despertar. Si un miembro de su fe está sometido a coacción y la reza antes de dormir, ella podría enviarle sueños alentadores. En la mayoría de circunstancias, o en situaciones en que Desna tenga un interés directo, un seguidor en necesidad podría despertar con la ayuda de un hechizo útil (como Auxilio divino, Vestidura mágica, Plegaria, Protección contra el mal o Quitar el miedo) que persiste todo el día. Cuando los sueños no son adecuados o el tiempo es corto, indica su favor con los vuelos de mariposas, gorriones, libélulas, o gansos volando en una formación en estrella de cuatro puntas, o la oportuna llegada de aves de mensajería.

Normalmente muestra su descontento con un sueño que no elimina la fatiga del durmiente (como si la persona no hubiera dormido en absoluto), dolor en los pies, pérdida de los mensajes por animales mensajeros, y accidentes menores durante los viajes.

Cuando Desna manifiesta un avatar en el mundo mortal, normalmente adopta la apariencia de una bella mujer elfa, representando a un acólito de su fe. Con este disfraz ayuda a las personas necesitadas o sugiere citas relevantes de sus escritos sagrados, los siete pergaminos, como una manera de llevar a sus fieles por el camino correcto. No está por encima de cantar para animar a los bajos de ánimo o de bailar con los que están en necesidad para fortalecer su confianza. Cuando Desna desea revelar su verdadera naturaleza, transforma su ropa común en un vestido de seda ondulante y desarrolla alas de mariposa de brillantes colores en su espalda, aunque en situaciones sombrías los colores de sus alas son apagados a semejanza de las polillas.

Desna es caótica buena, y su portfolio comprende sueños, estrellas, viajeros, y suerte. Sus dominios son Caos, Bien, Liberación, Suerte, y Viaje, y su arma favorecida es el puñal estelar. Su símbolo sagrado es una mariposa con imágenes de estrellas, soles, y lunas sobre sus alas. La mayor parte de su clero son clérigos, aunque alrededor de un tercio de sus sacerdotes son bardos o pícaros, y algunos druidas Neutrales Buenos o exploradores la eligen como su patrona. Se la llama la Canción de las Esferas, la Gran Soñadora, la Canción Estelar, y la Dadora de Sueños.

La Iglesia

Aunque es una fe antigua, conocida incluso en la edad thassiloniana, su iglesia es muy desorganizada, con pocos templos auténticos o sacerdotes asentados y sin una cadena formal de mando. Tal vez se respete la habilidad física y mágica, así como el conocimiento y la experiencia, pero las proezas personales se tienen en más estima que la habilidad en sí misma. Por ejemplo, si un clérigo de bajo nivel sobrevive a un encuentro con un basilisco probablemente se le otorgue una mayor autoridad (en la materia) que a un personaje de alto nivel que nunca se ha enfrentado a uno. Esta estructura significa que los desnitas tienen ciertas ideas acerca de lo que ellos consideran autoridad "informada"; se sienten libres para hacer caso omiso de nobles, políticos y otros dirigentes "sin mérito" si hay gente mejor informada a mano que pueda proporcionar un mejor asesoramiento.

A pesar de que pueden ser competitivos con otras personas dentro y fuera de la iglesia, se trata de rivalidades amistosas. Los desnitas prefieren ignorar desacuerdos si éstos toman mal cariz: después de todo, hay todo un mundo de maravilla que explorar, así que no tiene sentido perder el tiempo con un argumento infeliz.

El sacerdocio de Desna no tiene regalía o vestimentas más allá de colores brillantes, a veces en patrones que recuerdan a alas de mariposa, y el símbolo sagrado de su diosa. Los adoradores suelen tener poco problema reconociendo a otros miembros de la fe, ya que suelen trabajar el símbolo de Desna en joyas, ropa, tatuajes, o en el puñal estelar. Incluso si su fe no es mostrada de forma relevante, la extrovertida personalidad de los seguidores de la diosa a menudo los atrae unos a otros.

Los servicios dedicados a Desna incluyen canto, danza, narración de cuentos (en especial de sueños inusuales), y música. Algunos utilizan sustancias exóticas, bebidas a base de hierbas, alcohol, o veneno para animales para incentivar sueños inusuales o (por para los muy afortunados) para crear sueños lúcidos. Muchos rituales usan arena debido a su relación con el sueño y en una comparación de los innumerables granos de arena con el incontable número de estrellas en el cielo. Polvo hecho de cuarzo rosa triturado (que puede tener un patrón estrellado cuando se ilumina desde atrás) se utiliza en las raras ceremonias de la fe y en bendiciones en lugar de agua o aceite sagrado; los sacerdotes desnitas llevan el polvo de cuarzo en frascos de vidrio sagrados en lugar de agua bendita. Algunos fieles agraciados por la fortuna portan dados u otros talismanes de suerte tallados en cuarzo rosa.

Templos y altares

Desna mantiene pocos templos, prefiriendo altares sin vigilancia en cruces de caminos y lugares de belleza aislada, como colinas o puntos de la península. Aunque no atendidos, estos santuarios a menudo almacenan provisiones, así como un lugar para dejar notas. La asociación de la diosa con las estrellas y el cielo nocturno significa que sus templos a veces funcionan como observatorios celestes, o por lo menos tienen una habitación parcialmente abierta al cielo. En muchos casos, estos observatorios tienen marcadores en las paredes o ventanas para indicar las posiciones de estrellas importantes en días santos (iglesias de una sola habitación podrían tener un solo agujero en el techo para mostrar una determinada posición de la estrella, manteniéndose cubierto en los demás días para dejar fuera la lluvia o nieve).

Los templos en las grandes ciudades suelen adoptar la forma de altas torres con observatorios en sus cimas, y poseen pequeñas bibliotecas con cartas astronómicas y astrológicas. En las zonas rurales los templos por lo general incorporan una posada o al menos un establo como un servicio a los viajeros. Como Desna mantiene buenas -o, al menos, no conflictivas- relaciones con la mayoría de deidades alineadas con el bien así como con las civilizadas, no es raro que su fe se encuentre en templos comunales. Las mariposas y polillas (así como sus orugas jóvenes) se congregan en sus lugares sagrados; hay leyendas que dicen que los sacerdotes pueden llamar a estas criaturas para defender el templo, devorando tela y cuero para a los posibles ladrones desnudos, pero sin más daños. Algunos templos mantienen colonias de gusanos productores de seda, creando tela de seda resistente y hermosa para el uso por el templo, así como para su venta. Cada templo protege un pequeño cofre de monedas de plata (normalmente no más de 300 mp), que utiliza para ayudar a financiar los viajes de los fieles. Viajeros necesitados pueden solicitar financiación al templo (hasta un número de piezas de plata igual a la del nivel del suplicante al cuadrado). Esta financiación normalmente sólo se proporciona para la exploración de frontera o para viajar a lugares exóticos (un viaje a la ciudad más próxima podría merecer sólo una pieza de plata para el agua, pan, y una manta de repuesto), y los que explotan esta generosidad tienden a sufrir mala suerte en el largo camino.

Rol de los sacerdotes

Los sacerdotes de Desna -clérigos, bardos, pícaros, exploradores, o los raros druidas- pueden ir donde les plazca, ganando dinero prediciendo fortunas, proporcionando entretenimiento, e interpretando los sueños como mensajes de la diosa. Ayudan a las personas donde pueden, pero prefieren hacer que sus actos parezcan como un poco de suerte, coincidencia, o las bendiciones de su diosa.

Un día típico para un sacerdote de Desna implica viajes, a menudo sólo de un santuario o templo a otro, recogiendo historias y difundiendo la palabra de la diosa. Si un lugar sagrado necesita mantenimiento o reparación, el sacerdote se ocupa de lo que se necesite o contrata a personas capacitadas para hacerlo. Muchos maestros de caravana gustan de contratar a un sacerdote de Desna para acompañar a sus carros (creen que trae buena suerte, especialmente en lo que respecta a evitar los ataques de las bestias), y esto le da al sacerdote una excusa para viajar cuando no tiene otros asuntos apremiantes.

Muchos de los fieles de Desna son talentosos artistas, escritores y músicos, y la iglesia espera que todos los sacerdotes, al menos, estén familiarizados con la música contemporánea, teatro y literatura (aunque un sacerdote podría no tener talento para tocar instrumentos, actuar o escribir). Las personas con habilidad deben compartirla de manera periódica, por lo general con actuaciones en festivales, en eventos como bodas, o creando fiestas públicas específicamente con tal fin. Estos últimos acontecimientos acercan la iglesia al público, incluso si el precio ofrecido no es más que queso, pan caliente, y vino aguado. Los que no tienen capacidad personal en estas áreas deben aprender a reconocer ese tipo de dones en los demás y alentarlos a explorar y ampliar sus talentos.

Algunos desnitas son hábiles leyendo la fortuna y usan su don para entretener a la gente e inspirar esperanza. Al igual que su diosa, se oponen a la utilización de adivinación para crear miedo o desesperación, y evitan solicitudes infelices como cuando el oyente, o uno de sus enemigos, podrían morir. La diosa espera que sus adivinadores impugnen a cualquier orador que profetice incorrectamente, mala fortuna, o fatalidad, y cuando escuchan augurios mágicos prediciendo malos tiempos interviene activamente para asegurarse de que esos acontecimientos no van a suceder.

Además de la predicción del futuro, algunos desnitas aprenden a interpretar los sueños con el fin de aliviar la mente perturbada y reparar otras heridas de la psique. Sueños recurrentes o compartidos son de particular interés, ya que a menudo se derivan de traumas interiores o fuentes mágicas externas.

Los que sufren insomnio o pesadillas llaman a sacerdotes de Desna (no necesariamente clérigos) para que sus hechizos o incluso sólo un toque suave les proporcionen una tranquila noche de sueño.

Sus sacerdotes se oponen a las sagas nocturnas –a las cuales Desna en particular odia, y que también desprecian a la diosa-, y a criaturas similares que toman presa en los durmientes, así como a los magos que utilizan Pesadilla, yendo tan lejos como para destruir libros de conjuros con tal magia y los objetos mágicos que utilicen el hechizo. Su oposición a Lamashtu significa que sus sacerdotes deben encargarse de proteger a la gente de bestias peligrosas (especialmente de bestias inteligentes como los huargos), a pesar de que no tienen odio por los depredadores que desconfían de los humanoides.

Los sacerdotes ancianos, cuyos cuerpos ya no pueden soportar desplazamientos físicos, tienden a usar la magia para visitar las mentes de otras personas (utilizando el hechizo Mensaje onírico), partes remotas del mundo (utilizando Escudriñamiento y hechizos de viaje mediante sueño), o incluso lejanos planos (usando el hechizo Proyección astral). Algunos utilizan sustancias alquímicas o herbales para entrar en un estado de ensueño que les permita explorar niveles más altos de conciencia o comunicarse con las entidades del sueño. Algunos de estos Soñadores Sagrados son tan fuertes de voluntad que han permanecido dormidos y soñando durante años, sin ni siquiera despertar a comer o beber, sostenidos por la fe, su voluntad y alimentos oníricos. A diferencia de las religiones orientadas a la batalla, los desnitas consideran un noble fin morir durmiendo, dado que esto hace más fácil el primer paso del camino espiritual a la diosa (aunque no necesariamente hace el resto del viaje sencillo o fácil, ya que no hay reto ni maravilla en ello)

Existen al menos dos colegios bárdicos fundados por sacerdotes de Desna: Conservatorio Baumont de Taldor y el Salón Polimnia de Andoran, con antiguos alumnos de cada uno considerando mejor al suyo en una vieja rivalidad. Muchos músicos y actores desnitas semi-retirados mantienen un estudio privado para puñados de estudiantes; algunos de estos maestros son graduados de una determinada escuela y enseñan en un estilo similar, mientras que un puñado rechaza las enseñanzas más ortodoxas y utiliza sus propios métodos, a menudo inspirados por culturas distantes o tradiciones antiguas. Nobles que quieren que sus hijos sean educados y protegidos a veces contratan a un sacerdote de Desna para este fin. No se trata de una vida cómoda, sobre todo porque los nobles por lo general contratan al sacerdote para funciones más dignas de un aventurero, tales como escoltar a uno de sus vástagos a través de una zona peligrosa, dándole un sabor de la batalla, o manteniéndole lejos de los avances amorosos de un heredero de una familia rival.

Un día típico para un sacerdote involucra oración temprana (a menudo recitada en la cama momentos después de despertar), registrar los sueños en un diario, desayuno, estudio (las artes si está dotado para ello, geografía o la cultura de un país extranjero si no), y cualesquiera funciones asignadas por un anciano sacerdote si uno está presente. Después de una comida ligera el sacerdote debe ir a caminar o cabalgar, ya sea a un lugar nuevo o tomando un nuevo camino a un lugar conocido. Dado que generalmente hay sólo un número limitado de rutas entre dos ciudades y que peligros locales pudieran impedir exploración verdadera en estos recorridos, un sacerdote puede considerar las partes izquierda, derecha, y centro de la carretera como "nuevos" caminos.

Una vez en su destino se espera que atiendan sus deberes allí, ayuden a los transeúntes que requieren sus habilidades, busquen un lugar para quedarse por la noche, cenen, recen y vayan a dormir. Los sacerdotes divinos (clérigos, exploradores, etc) preparan sus hechizos por la mañana durante las oraciones, mientras que los bardos de Desna suelen recuperar hechizos después de los rezos.

Debido a que consideran un sueño sin interrupciones una especie de oración a su diosa, los viajeros desnitas nunca se ofrecen voluntarios para realizar turnos de vigilancia durante la noche; la primera o la última guardia es preferible para ellos. Si un sacerdote cree que no dormirá tanto como le es deseable por la noche (por ejemplo, si sus compañeros planean luchar a medianoche), trata de realizar una siesta o dos ese día.

Los sacerdotes de Desna tienen una tradición de exploración de lugares lejanos dejando una marca que indica que alguien de la fe ha estado allí. Esta marca puede ser tan simple como el símbolo de la diosa labrado sobre una roca plana o tronco del árbol, o tan elaborado como un pequeño santuario, o algo intermedio. A menudo, el explorador deja un glifo personal o una nota indicando su identidad; de esta forma, puede ganar fama en la iglesia, y alguien que ha marcado muchos sitios de esta manera se le denomina Fundador: un título que no otorga poderes oficialmente, pero se tiene en alta estima entre los fieles. Aunque los desnitas constantemente tratan de hacer nuevos descubrimientos, algunos lugares locales especialmente remotos o de difícil acceso -tales como cumbres de montañas, islas, o los tejados de los edificios en ruinas- se han convertido en lugares santos por propio derecho, con la marca original del Fundador rodeada de docenas de runas personales, o de símbolos de mariposa.