lunes, 23 de agosto de 2010

Eclipse Phase: Conociendo el Juego, 2ª sesion

Este viernes noche conseguimos jugar la segunda sesión al Eclipse Phase. Esta sesión comenzó sobre las 22:00 y termino a las 00:30, y aunque podríamos haberlo alargado un poco mas decidí que era un buen momento para dejarlo puesto que habíamos llegado a un buen final (y quienes hayan jugado conmigo ya sabrán lo que me encantan los finales, de sesión o turno, impactantes). En esta ocasión tuve cuatro jugadores, los de la sesión anterior que mencione que parecían estables, es decir se cayó el previsto.

La sesión no avanzo mucho en cuanto a la partida pero resulto intensa gracias a un ritmo envidiable por parte de los jugadores (ni uno dejo de aportar ideas). Si un logro, aparte de lo motivados que estaban los jugadores, he de resaltar es que el equipo entero se zambullo en la Malla (the Mesh en el original) y comenzaron a aprovecharla y usarla de forma bastante original (al respecto de esto ya hablare en las recapitulaciones al final). Otro punto al que se le saco mucho jugo fue al egocasting y al reenfundado (como que estuvieron en cuatro cuerpos durante la sesión).


La partida comenzó con los personajes retozando tranquilamente en la estación orbital venusiana cuando reciben un mensaje privado, con los códigos de confirmación de Firewall, citándolos en el "Muelle C" 2 horas después. Y ahí fueron los PJs topándose con la entrada bloqueada por un morpho de seguridad, el cual pronto detectaron que estaba controlado por una IA muy básica (tan solo decía una frase "Es zona restringida"). E primer "escollo" lo solucionaron de manera efectiva, pirateando la IA para hacerla entrar en un bucle y aprovechando para colarse en el muelle. Una vez en este encontraron un dispositivo portátil de egocasting que tras una breve discusión usaron.

Cuando volvieron en si estaban en cuerpos "planos" (flats en el original, el tipo de biomorfos mas básico) con aspecto oriental y kimonos de seda. Fueron conducidos por lo que a todas luces era un biomorfo de combate hasta un bio-habítat privado de gran tamaño (el cilindro que ocupaba debía de tener unos 250 metros de diámetro). Tras un corto viaje en barca se encontraron con el que era su nuevo superior y se dieron cuenta de dos cosas. La primera es que aunque tenían acceso a la Malla este estaba filtrado y no podían obtener ninguna información personal o que el habítate considerada comprometida, y segundo que su nuevo jefe, que no se presentó, era tan rico como paranoico.


Una imagen de Realidad Aumentada les mostró una miniatura del Sol sobre la mesa. Alrededor de la estrella aparecieron 12 puntos marcados como Helios 1 a 12, y la malla les mostró información de que eran estaciones de investigación de un proyecto en el que colaboraba Firewall (a través de empresas tapaderas) y con colaboración hipercorporativa, aunque la dirección del proyecto estaba en manos de los argonautas. Entonces tres de los puntos se apagaron y la Malla les indico que fue durante un periodo desde hace dos meses a hace dos días. Y esa era su misión, esas tres estaciones no habían explotado ni había sido destruido su escudo antirradiación puesto que no había sido detectado nada similar, simplemente habían enmudecido total y completamente.

A partir de ahí llegaron una serie de preguntas a su nuevo jefe, aunque principalmente fueron consultas en la Malla para comprobar varias hipótesis. Aquí la Malla se descubrió como una gran herramienta de investigación, versátil y que hacia perder poco tiempo (puesto que te ahorra desplazarte a bibliotecas, archivos y demás), además era sencilla de usar (hoy en día todos nos manejamos con buscadores de Internet de forma más o menos mañosa) y que en seguida gustó.


Obtuvieron datos variados, desde intrascendentes hasta claves, siendo el más señalado el hecho de que en el momento del enmudecimiento de las tres estaciones estas tenían una ruta directa despejada (las rutas a esa distancia del Sol deben tener en cuenta las oleadas solares y los distintos ciclos de actividad) con la estación espacial Atenas (p. 88 del manual). Así que decidieron que ese sería su primer objetivo. Pero antes el “jefe” les dijo que si necesitaban cualquier cosa se la pidiesen al señor Abraham (el biomorfo de combate que les acompañó hasta allí), este es el único fallo que tuvieron los jugadores (y reconozco que no fue por entero culpa suya ya que la parte anterior se alargó mucho) y es que no pidieron nada (con lo bien que va aprovecharse de la cuenta del jefe).

En Atenas tuvieron su primer contacto directo con el régimen hipercorporativo. He de reconocer en este punto que interprete a los hipercorporativos un pelín menos estrictos de lo que son y bastante más humorísticos. Pero el humor siempre me ha parecido una válvula de escape imprescindible para la tensión del juego y sabía que en lo que vendría, inevitablemente, después pocas oportunidades de ello habrían. En el reenfundado de la estación la aduana detecto en ellos (puesto que lo único que habían pedido era cuerpos como los suyos) diecisiete implantes prohibidos. Los jugadores ya se esperaban líos de los buenos, pero la aduana se limito a cobrarles 100.000 créditos (en la cuenta del jefe esta vez) y a dejarles pasar con una carta verde. Tras un rato investigando con un éxito escaso, aunque no nulo, y varios tropiezos más con la curiosa ley hipercorporativa decidieron dar el salto hasta una de las estaciones desconectadas.


Cuando volvieron a la consciencia estaban en lo que parecía la sala de una enfermería, estaban desconcertados y mareados, y todo estaba a oscuras y cubierto de sangre. Lo único que parecía moverse era la puerta que no dejaba de abrirse y cerrarse golpeando continuamente un brazo amputado que estaba en su centro.

Y ahí decidí que era el mejor momento para dejar la sesión.

7 comentarios:

Sigbert dijo...

Vaya, genial, recuerda mucho a Dead Space. Realmente un momento para dejar con el gusanillo a los jugadores, bien hecho.

Riley dijo...

Me pensaba que colgarías alguno de los vídeos :P

La partida me gusta mucho, y pinta algo mejor que la anterior, ya que no hubo una masacre de jugadores cuando llevábamos una hora de partida como en la vez anterior XD (bueno, es lo que pasa por estrellarse en la cara oculta de la Luna)

Tengo mucha curiosidad en investigar que ha sucedido en las bases experimentales solares. Esperemos no encontrarnos con ningún sucedáneo de los titanes... jejejeje

El sistema de juego es muy bueno: intuitivo y directo, o al menos el máster así lo ha conseguido :D

Conclusión: los jugadores queremos más!!

Riley

Juglar de Oz dijo...

Los videos no los tengo yo :p

Tranquilo que aun os queda intriga para rato :p

Anónimo dijo...

¿No estais muy mayores ya para estas gilipolleces?

Juglar de Oz dijo...

No tanto como tu para ir dejando mensajes ofensivos de forma anonima ;) Pero en fin, supongo que nuestras palabras revelan nuestro autentico talante.

doclusifer dijo...

No sabia que este juego llegaba con percentiles, desde que me entere todo lo que concierne me parece interesante ( 2D10 Foreverrrr)

Juglar de Oz dijo...

Si, el sistema base (tiradas) es el del Cthulhu con unos pocos adornos.