jueves, 19 de agosto de 2010

Taller de Escritura Rolera: Ultima Entrada, parte 1

Aquellas tierras de las que Amanecer posee algún tipo de conocimiento o se sabe que contienen algún tipo de civilización, no considerando a las tribus goblins del Mar de Fuego como tal, se conocen en conjunto como las Tierras Exploradas.

Amanecer: La más poderosa nación de las Tierras Exploradas. Fundada hace casi mil quinientos años cuando refugiados de Ata’lantia, huyendo del cataclismo que destruyó su nación en lo que hoy se conoce como el Éxodo, llegaron a unas costas desconocidas más allá del Mar de Hierro. Los refugiados se encontraron con unas tierras vírgenes, semipobladas por bárbaros principalmente. Con unos pocos aliados, principalmente los enanos de las montañas que encajonan contra el mar las tierras que serían Amanecer, tomaron el control de toda la zona con celeridad y avidez.

Amanecer es una nación que a día de hoy se debate internamente entre un extremo aislacionismo y un deseo supremacista de expandirse. Ambos puntos de vista surgen de la misma razón, la visión que las gentes de Amanecer tienen de si mismos como el epitome de la verdad y la justicia en el mundo. Y mientras un bando cree que lo mejor es mantener su pureza evitando ser mancillados por la corrupción y la maldad exterior, el otro considera que es su deber extender la pureza y el orden que aportan la cultura y el gobierno de Amanecer.


Resultado de estas ansias expansionistas ha sido la creación de las marcas del Grifo y el Cuervo o la más reciente Marca Gélida. Actualmente solo la Marca del Grifo permanece en poder de Amanecer, siendo considerada una parte del reino con estatus especial.

El aislacionismo de las gentes de Amanecer es un rasgo heredado de los refugiados del Éxodo que ha ido acrecentándose hasta ser prácticamente algo religioso. La tierra de Amanecer se ha santificado en su totalidad, y cualquiera que salga de ella no puede volver a pisarla puesto que se ha contaminado, la única excepción son los santificados (como los paladines-guerreros de la Eclesiarquía o los Guardianes de las Arcas entre otros).

Bosque de Ouroboros: En el lejano norte, más allá de las Llanuras Ígneas, al límite de las Tierras Exploradas, se encuentra una de las regiones más siniestras y temidas, el Bosque de Ouroboros. Este frío y oscuro bosque se encuentra habitado por tribus bárbaras, tanto humanas como de hombres bestia, aunque tampoco son raros los licántropos y otros tipos de bestias inteligentes.


El bosque se extiende durante cientos de kilómetros, pero se considera que comienza oficialmente a partir de unas rocas toscamente labradas a las que se ha descrito con un aspecto “más viejo que el tiempo” y que son llamadas por la gente de los alrededores Los Guardianes del Ultimo Adiós, puesto que ningún extranjero que las haya cruzado ha vuelto de las oscuras entrañas del bosque.



El verdadero peligro que entraña el bosque son sus señores y guardianes, los druidas de la Trinacria del Ouroboros, y sobretodo sus grandes maestros, de los que se rumorea que combinan la brujería y el druidismo para alcanzar algo que solo se conoce como Pax Dracoformis.

Bosque de los Susurros: Este bosque ha sido territorio vedado desde que las gentes del Valle del Lobo recuerdan, y por buenas razones, ya que en él se asienta la Corte de Iluvastan. Poco se sabe de esta nación élfica aparte de que dominan la “magia de la mente y el espíritu”, y que son unos maestros consumados moldeando seres vivos. Pero este aislamiento y falta de información cambió con el intento de invasión por parte de Amanecer, que acabó en lo que se conoce como la Masacre Esmeralda, puesto que cada vez es más común ver a semielfos tratando de encontrar mejores posibilidades de vida lejos de los suyos.


La sociedad de la corte se divide en tres clases sociales: Nobleza, formada por las Altas Casas, es decir elfos que portan los espíritus y recuerdos de todos sus antepasados, formando de facto un clan de una sola persona; Elfos, son aquellos que portan al menos un antepasado pero carecen de la fuerza de voluntad o los recursos para portar más; y Semielfos, son aquellos elfos que no portan ningún antepasado, ya sea por carecer de ellos, o por que estos le han repudiado, y por ello son unos parias, apenas aceptados a regañadientes.

Confederación Iskaändir: La Confederación es la primera cultura civilizada descubierta fuera de Amanecer desde el Éxodo, y también es la primera que ha resistido sus intenciones expansionistas frente al ejército de Amanecer. Esta alianza de once ciudades estado y casi un centenar de tribus, mayoritariamente nómadas, se basa en el comercio. A pesar de lo gélido de la región donde se asienta la Confederación ésta es un nexo de comercio entre una multitud de culturas de las que Amanecer ni conocía ni desea saber nada más allá de ser objetivo de futuras conquistas. Además parece ser que esta región es el origen de un producto muy apreciado llamado Brea de Mana.

El poder en la liga está descentralizado, siendo ésta una plutocracia populista de facto. Pero a pesar de esto, o quizás gracias a ello, hay unas pocas figuras de autoridad que pueden tomar decisiones rápidas en caso de requerirlo la situación. La primera es el Consejo de Nobles, formado por los representantes de las mayores familias comerciales. La segunda son los Lores, nobles elegidos para un periodo de servicio de tres años. Existen tres en todo momento: el Lord Embajador, que se ocupa de limar asperezas diplomáticas tanto con el exterior como en el interior; el Lord Mercader, que se ocupa de supervisar todo lo relacionado con el comercio y los problemas que puedan generarse; y el Lord Protector, que supervisa tanto al ejército como la flota y las diversas guardias locales.

Otra de las peculiaridades de la Confederación, descubierta durante el fracasado intento de invasión por parte de Amanecer, es que cuenta entre su nobleza a un enorme dragón blanco y su clan. De momento se desconoce la extensión de la relación entre este clan dracónico y la nación humana.


Confines Occidentales: Es el nombre por el que se conocen las lejanas tierras que es sabido que se extienden más allá del Mar de Fuego hacia el oeste. La única información sobre estas tierras que se tiene proviene de la Confederación, que comercia con varios de sus reinos, y de unos pocos escritos enviados por Galen Mil Leguas, el cual fue visto por última vez dirigiéndose precisamente hacia allí.

La única de las naciones de los Confines de la que se conoce algo es la Liga de los Reyes del Mar. Esta nación es una alianza de distintas tribus bárbaras con linaje común que suelen guerrear e intrigar comercialmente entre ellas hasta que alguna potencia extranjera se implica en sus asuntos.

Corredor de Galen: Lengua de tierra transitable entre el Bosque de Ouroboros y el Macizo del Trono que lleva desde el Mar de Fuego hasta Destino. El descubrimiento de esta tierra, por parte del famoso explorador Galen Mil Leguas, condujo a la rápida movilización de auxiliares no puros por parte de Amanecer para anexionar esas tierras fundando la Marca Gélida, que hoy se conoce como Destino.

Destino: Esta nación surgió de la revuelta por la independencia de los habitantes locales y gran parte de los colonos de Amanecer. La Marca Gélida, como la llamaba Amanecer, había sido creada tan sólo unos pocos años antes, en plena vorágine expansionista, cuando el gran explorador Galen Mil Leguas relató su descubrimiento de unas fértiles tierras llamadas el Valle del Lobo. El explorador también descubrió que el Valle había sido antaño parte del Imperio Drassan, un reino que al parecer se extinguió en la misma época en que se produjo el Éxodo.

Actualmente este reino, escasamente poblado y formado en su mayor parte por territorio salvaje de soberanía discutible, está gobernando por un consejo de pares, una oligarquía de facto. Destino se encuentra encajonada entre muchos enemigos, interiores y exteriores, tanto los que se ha granjeado ella misma como los que ha heredado de Amanecer, que se cuenta entre los más peligrosos.

Macizo del Trono: Enorme macizo montañoso de extensión desconocida y cumbres de altura diversas. Se desconoce el origen del nombre de esta zona, aunque se baraja que pueda ser algo relacionado con que antaño fue sede de un antiguo imperio, posiblemente de gigantes dado el gran número de ellos existentes en estas montañas, aunque no son la única raza abundante en ellas y es también posible que fuesen la causa de su caída.


En los bordes del macizo abunda una raza de bárbaros de gran tamaño, de la que se dice que poseen sangre de gigantes. Estos bárbaros se hayan involucrados en una guerra genocida con otra raza a la que éstos llaman los Segadores. La falta de puntos comunes del rudo idioma de estas gentes, su facilidad para la violencia, y su desconfianza ante los extraños, han hecho que de momento no se sepa más. Aunque el hecho de que nadie quiera verse implicado en otro problema que no le concierne también ha ayudado a no saber más de ellos.