jueves, 10 de junio de 2010

Compras roleras, 1ª parte

Hoy voy a hablaros de como comprar rol por internet. Si, desde luego no es algo que de muchos dolores de cabeza a la mayoría, pero hay maneras de maximizar lo que obtienes por tu dinero o de encontrar ese producto que tanto se te resiste. Antes de comenzar creo que debería disculparme. Ideé este artículo como algo corto y conciso para ayudar a la gente a buscar cosas por Internet, y ha acabado siendo un pequeño monstruo donde expresó mi opinión sobre las compras y trato de cubrir el tema de los compradores de rol en su conjunto. En fin, si no te interesa todo esto y si lo que tenía pensado en un principio voy a dividir el artículo (por el tamaño sobre todo) en dos. Así que sáltate esta y el martes toca la segunda parte.

TIPO DE COMPRADOR

Una cosa que hay que tener clara es que hay muchos tipos de comprador, tanto por la forma de comprar como por los intereses al comprar. Saber que tipo de comprador somos es imprescindible para poder organizar nuestras compras. Hay muchos tipos de comprador, tantos que sería una perdida de tiempo el analizarlos todos, y cada uno busca cosas distintas por distintos motivos. Lo que si que haré será concretar tres grupos generales y cada uno ya que se añada sus propias particularidades (o fusiones, puesto que puedes encajar en varios tipos en mayor o menor medida).

Ocasional: No compras por placer ni necesidad si no tan solo cuando la ocasión lo dicta. No sueles comprar manuales de rol, quizás prefieras descargarlos o quizás seas un jugador ocasional, pero en ocasiones, sea por que te tienta uno o por que tienes una buena racha económica decides comprar.


Que quieren: Lo que los compradores de este tipo buscan es imposible de determinar ni por ellos mismos, en particular por que no se les puede considerar como compradores con todas las de la ley si no como espontáneos, y como tal sus compras dependen más del momento que de ellos mismos.

Problemas típicos: Buena parte de los miembros de este grupo no tienen problema con su situación, para ellos sus compras son algo ocasional y caprichoso, no parte de su afición por el rol. Pero algunos, los más aficionados de este grupo, consideran que aunque compren poco deberían sacarle más partido del que le sacan.

Que deben hacer si quieren: mejorar el rendimiento de sus compras. Debes domeñar tus impulsos, no compres por instinto o reacción, esto desmonta tu “sistema” habitual de compras, por lo que deberás organizarte para seguir comprando (que después de todo es de lo que va el artículo) sin caer en impulsos. Hay varios sistemas para lograr esto, pero creo que el que mejor encaja con este tipo de comprador y más sencillo resulta es el de adjudicar un gasto medio mensual a tus compras anteriores, ese gasto medio ahora será tu presupuesto. Todos los meses (o trimestres, o años, depende de cuanto dinero dediques) a principios de mes inspecciona la web y haz una lista con diez manuales o productos que te interesen. A partir de la mitad del mes ya deberías tener la lista, a partir de este punto lo que tienes que hacer es reducirla hasta que llegue a tu presupuesto. A finales de mes, con la lista reducida a lo que se te ajusta y convencido ya de ello, cómpralo. Repite este proceso y ya tendrás un sistema.

Practico: Este tipo de comprador es el más disciplinado de todos, aunque solo sea por que su objetivo esta muy definido y no tienen limites férreos. El comprador practico es aquel que solo compra lo que necesita y nada más, no se deja influir por gustos y preferencias, puesto que estas o bien las suple con PDFs o directamente no cae en ellas.


Que quieren: Lo que necesitan en ese momento. No suelen comprar con antelación, programación o pasión, si necesitan un manual en un momento dado lo compran (dentro de las posibilidades de su poder adquisitivo claro), y tan solo en esas ocasiones.

Problemas típicos: El problema típico de este grupo es la desmotivación. Tanta compra práctica y sobre seguro les lleva muchas veces a creer que es “todo más de lo mismo” y a ver como se corta su flujo de inspiración.

Que deben hacer si quieren: animar sus compras y hacer nuevos descubrimientos. Este punto es igual sea cual sea el idioma en que vayamos a comprar, aunque es más sencillo con las yankis. Lo único que tienes que hacer es visitar las tiendas online periódicamente (el plazo dependerá de tu tiempo y recursos, aunque yo recomiendo que lo hagas por partes y como mínimo mensualmente) revisar su catalogo y marcar todo lo que te llame la atención, sea por el motivo que sea, da igual. Ahora deberás informarte sobre todo lo que tienes apuntado, lo más fácil es acudir a la página de la editorial o usar el Google, aunque hay otro tipo de fuentes dependiendo del idioma de la compra. Con esta información descartaras no pocos de los marcados, y los que queden puntúalos del 1 al 5 según tu interés en ellos (que no utilidad). Ahora tan solo tienes que comparar esta puntuación y el dinero que estés dispuesto a gastar y a comprar.

Acaparador: Este es el tipo de comprador más indisciplinado e incontrolado que existe, puesto que suele ser un rolero con años de experiencia, buen conocimiento de la oferta, y un nivel económico en lo relacionado con el rol. En otras palabras, son un grupo con conocimientos y dinero pero que ha perdido toda disciplina por ello (que no es algo que les ocurra a todos los que disponen de esas dos cosas claro).


Que quieren: Lo que no tienen. Creo que es la única manera de describirlo. Los compradores de este tipo no tienen por que ser completistas en general, aunque casi seguro que lo serán en al menos una línea, pero lo que si que harán casi universalmente es picotear mucho de aquí y allá según les llame la atención. En general el comportamiento de este grupo varía entre los de los dos anteriores. Es decir que en parte compran en base a un plan de lo que necesitan (aunque este caso es algo más amplio que el grupo practico, comprando para ampliar sus conocimientos de una línea predilecta, manuales que tratan temas interesantes para sus campañas y así informarse más, etc…) y en parte compran según les dicta el instinto y el momento (aunque de forma más amplia y hasta masiva que los ocasionales). El balance entre uno y otro varía de comprador a comprador y muchas veces según el momento. En general este es el grupo más impredecible de todos.

Problemas típicos: Este grupo suele enfrentarse a dos problemas generales. El primero es que rara vez sacan partido de todo lo que compran puesto que los productos le llaman la atención más rápido de lo que puede leerlos, y mucho menos procesarlos. El segundo problema, aunque suene mal, es el espacio para acumular tanto manual. Este es un problema común en frikis (sea cual sea su campo, los videojuegos, las miniaturas, los comics, las novelas, etc…) con años de veteranía, y no les suele ser fácil elegir que trasladar a un lugar menos accesible o mucho menos de que desprenderse.

Que deben hacer si quieren: sacar el máximo partido de lo que compran. Esta solución es tan simple de proponer como compleja de cumplir (más que nada por que si fuese fácil no se tendría ese problema), y consiste básicamente en haber leído al menos el 50% de los manuales comprados antes de realizar otro pedido. La mejor manera para lograr esto es comenzar por una cifra simbólica, y con las semanas ir aumentándola. Cuando ya tengamos una parte importante dedícale x horas periódicamente (mi recomendación serian 5 semanales) a leer manuales (por supuesto depende del manual la “lectura”, mientras que uno de ambientación a cara perro se lee de cabo a rabo uno de numeritos es más consultivo que otra cosa, por lo que solo lo revisaremos por encima). Y mientras haces esto apunta todos los manuales que te van interesando y que comprarías si no aplicases este proceso. Cuando acabes la lectura y vayas a hacer el pedido escoge solo manuales que lleven en tu lista más de 15 días, y pregúntate si realmente te interesan esos manuales o solo fue un pronto.

Y con esto acabo la diatriba de hoy, vuelvo el martes con el proceso de compra.