miércoles, 8 de septiembre de 2010

Irrisen

Alineamiento: Neutral Malvado
Capital: Trono Blanco (24,900)
Poblaciones Notables: Corazón Álgido (6,720),
Bosque de Escarcha (8,970)
Gobernante: La reina Elvanna, decimocuarta hija de Baba Yaga
Gobierno: Monarquía
Lenguas: Skald, Hallit
Religión: Lamasthu, Zon-Kuthon

Prácticamente todos los jóvenes de Avistan temen a las Brujas Blancas del norte, las cuales moran en palacios de hielo y raptan a los niños malos durante la oscuridad del invierno y encarcelan sus almas en espeluznantes muñecas de porcelana. Todavía mas terrorífica es la leyenda de la reina de todas las brujas, Baba Yaga, la cual vino a Golarion, conquisto una nación y entonces se marcho repentinamente. Algunos dicen que algún día volverá en busca de mayores botines, quizás esclavos y almas en lugar de tierra.

Hace casi 1400 años el territorio que comprende el actual Irrisen perteneció a los poderosos Reyes Linnorm. Durante un invierno particularmente duro una multitud de trolls de piel azulada y duendes del frío marcharon desde la Corona del Mundo, dirigidos por la horripilante vieja Baba Yaga, una hechicera increíblemente poderosa de un mundo distante del Gran Mas Allá. La autoproclamada Reina de las Brujas subyugo la nación, matando a cualquiera que se resistiese y esclavizando al resto. La lucha termino justo 23 días tras comenzar, y nació la nación de Irrisen. Desde entonces la nación esta anclada en pleno invierno.

Por extraño que parezca, tras forjar su reino, Baba Yaga pareció no estar interesada en gobernarlo, en cambio instalo a una de sus crueles hijas para gobernar en su lugar. Sin embargo, cada 100 años, la Reina de las Brujas vuelve para reclamar a su hija e instalar una nueva para que gobierne durante el siguiente siglo. La anterior hija, junto con todos sus hijos, marcha con Baba Yaga para explorar extraños mundos, épocas y dimensiones alternativas. La nueva hija emprende rápidamente la tarea de instalar a sus propios hijos en posiciones de poder por todo el reino. Los hombres asumen el liderato de las fuerzas armadas de la reina, mandando pelotones de trolls de hielo y jaurías de lobos invernales para proteger el reino, mientras que las mujeres se ocupan del gobierno y la administración del territorio, a menudo sin reparar en su edad. Estas nietas de Baba Yaga, colectivamente conocidas como las Brujas Blancas, disfrutan de un nivel de respeto y obediencia de sus súbditos que raya en la veneración, ya sea por miedo o por genuina adoración.

Irrisen tiene pocos amigos más allá de sus fronteras. Los Reyes Linnorm al oeste no han olvidado la Guerra de Invierno que dio a luz a su vecino, un insulto agravado por las frecuentes incursiones a Trollheim y los feudos vecinos, por trolls y feéricos que roban víveres, armas y, ocasionalmente, niños. Pocos entre los supersticiosos guerreros Ulfen son los suficientemente bravos como para aventurarse mucho en Irrisen. Pequeñas chozas salpican las fronteras de Irrisen. Descansado sobre unos troncos agrupados, que recuerda a la cabaña con patas de pollo de la Reina de las Brujas, estas chozas se asientan en lo alto de sus perchas con una sola entrada abierta encarando las tierras de los vecinos de Irrisen. Aquellos que se aproximan a las chozas hablan de una innatural calma que se extiende por el área y de un sentimiento de pavor. Dentro de la pequeña habitación que es cada cabaña, una muñeca de porcelana representando a una anciana de cabellos grises mira fija e imperturbablemente hacia fuera de la puerta desde su puesto sobre una pequeña silla, el único mueble de la choza, como si estuviese haciendo guardia frente a intrusiones en las tierras de Baba Yaga. La creencia popular es que las muñecas contienen las almas corruptas de los niños robados y que abandonan sus chozas durante la noche para perseguir y asesinar a los viajeros lo suficientemente estúpidos como para invadir el reino de su señora y doblemente estúpidos como para permanecer cerca de las chozas tras el anochecer. Lo peor de estas historias, contadas alrededor de los fuegos de campamento y a los niños revoltosos, es que cada parte de ella es verdad.

Los Señores Mamut al este tienen una insegura tregua con la reina Elvanna actualmente, pero dado que el tiempo de esta como gobernante de Irrisen esta llegando a su fin, y las tendencias de su reemplazo son desconocidas, el futuro puede traer un nuevo conflicto en este frente. Crecientes cantidades de los montruosos soldados de la reina y de reclutan han sido visto patrullando la frontera entre ambas naciones. Quizás la más notable distinción de Irrisen que la mantiene drásticamente aparte del resto de naciones es el palpable sentimiento de pavorosa expectación que se extiende por todos los aspectos de su sociedad. La reputación de Baba Yaga; indomable, con una maestría casi divina de la brujería, y una fuerza de voluntad suprema, han dejado una profunda marca en la memoria y el folklore de su gente. Este pavor se extiende mucho más allá de los simples cuentos populares y supersticiones. Los visitantes que afrontan los peligros de Irrisen vuelven obsesionados por el recuerdo de la sobrenatural patina de la Reina Bruja que cubre estas tierras como una niebla invisible, alcanzando la misma alma del hombre y helándola con su horrible toque.

Para anunciar cada siglo la llegada de su ama los Tres Jinetes aparecen a lo largo y ancho de Irrisen para recordar a sus súbditos quien es su autentico gobernante. El Jinete Blanco, una fantasmal y demacrada figura humanoide con ropajes blancos que monta a un impecable destrier blanco y que solo es vista durante las primeras horas de la mañana. El Jinete Rojo, vestido con ropajes carmesíes con un sol radiante en su pecho, monta un semental de color dorado rojizo y tan solo es visto durante el pleno día. El Jinete Negro viste con ropas negras como el carbón y monta un caballo de guerra negro, tan solo se le ve durante la noche. Se rumorea que cada uno de los jinetes representa un aspecto distinto del dominio de la brujería de Baba Yaga, y pueden sentir la lealtad o falta de ella en sus súbditos, proveyendo grandes bendiciones a aquellos que permanecen fieles y maldiciendo o destruyendo a los que poseen corazones traicioneros. Los descendientes de Baba Yaga llaman a los jinetes Día, Sol y Noche, poco más se sabe de ellos.


Los símbolos juegan un importante papel en Irrisen manteniendo lejos a la mala suerte y la ira de Baba Yaga y sus descendientes. Motivos de gatos, perros, puertas y árboles pueden ser encontrados a lo largo y ancho de todo Irrisen adornando las puertas, dinteles, herramientas, ropas, armas y armaduras, y chimeneas de las gentes del país. Los gatos y los perros son mascotas comunes y símbolos vivientes de buena suerte en casi todos los poblados y no hay hogar que no disponga de gateras por las que uno de estos pueda entrar. Por otro lado los cuervos se consideran como símbolos de mala suerte, y son cazados nada mas verlos.

Gobierno: Con el respaldo de su poderosa madre, la reina Elvanna gobierna Irrisen con puño de hierro y sin la menor oposición. Raramente, si es que lo ha hecho alguna vez, abandona su palacio en Trono Blanco, pero con sus numerosos hijos e hijas actuando en su nombre en cada una de las áreas pobladas de Irrisen, nada sucede en el reino sin que ella lo sepa tarde o temprano. Con su reinado llegando a su fin ella y su descendencia trabajan frenéticamente para dejar una profunda marca en Golarion tras su marcha, erigiendo masivas estatuas de si mismos, criando y dando a luz a hordas de niños para llevar sus nombres e imponiendo las tasas mas duras conocidas en la historia de Irrisen.


Trono Blanco: Trono Blanco asciende desde las heladas colinas a lo largo de las orillas orientales del Lago Glaciar. Torres de blanco marfil y edificios abovedados esculpidos de hielo que nunca se funde rodean un palacio encaramado de forma precaria al borde de la colina, sobre las frías y turbulentas aguas del Lago Glaciar. La calle principal, que discurre de las puertas de la ciudad al palacio de la reina, se llama de forma muy acertada Camino de los Huesos, pavimentada con los cráneos de guerreros de los Reyes Linnorm muertos por la Reina de las Brujas y sus esbirros durante la Guerra de Invierno. Ocasionalmente es ensanchado con los cráneos de los traidores, los invasores fallidos y los ciudadanos que incurren en la ira de las Brujas Blancas. La ciudad esta poblada por descendientes de los hijos e hijas de Baba Yaga de anteriores reinas, la familia gobernante, descendientes esclavizados de los Reyes Linnorm que sobrevivieron a la Guerra de Invierno, goblins de las nieves, ogros, gigantes de la escarcha, y bestias domesticadas también residen en Trono Blanco sirviendo a los señores de la capital de varias formas.

Corazón Álgido: La ciudad de Corazón Álgido esta compuesta de edificios construidos uno encima del otro encima del otro en un confuso revoltijo de puentes cruzando una reducida porción del río, elevándose de forma escalonada hasta alturas de vértigo. Un laberinto de escaleras, rampas, puentes flotantes y plataformas de madera conectan los edificios uno con otro.

Bosque de Escarcha: Asentándose en el centro del nevado Bosque de Escarcha esta población esta tallada en el tronco de un inmenso árbol muerto, ahora petrificado tras siglos sin vida. La Bruja Blanca Anelisha y su hermano, e incestuoso amante, Ghrathis pasan el tiempo de su menguante mandato en una fiesta campestre tras otra, con cada una superando a la anterior en magnitud de libertinaje, derramamiento de sangre y salvajismo.

Choza Danzante de Baba Yaga: Los rumores sobre la Choza de Baba Yaga se han extendido a lo largo y ancho de Golarion. Las historias afirman que la extraña choza esta repleta de tesoros y montones de extensos conocimientos saqueados de diferentes mundos y épocas. Los habitantes de Irrisen afirman haberla visto a lo largo y ancho de la nación. A aquellas bravas almas que osen entrar en la propiedad extradimensional de la Reina Bruja se les recomienda guardar estrictas formas de conducta cortes y de respeto ante la vieja bruja, aquellos que lo hagan pueden obtener algún tipo de recompensa de ella: ayudas, baratijas mágicas, respuestas a los mayores misterios de la vida, o simplemente dejarles ir vivos. Un fallo o error al guardar todas estas formas que ella exige a los visitantes asegura que estos jamás abandonaran la choza.



Frío Sobrenatural

Irrisen esta sometido a un frío sobrenatural que tan solo magia de nivel épico puede disipar o alterar, e incluso entonces el conjurador debe superar un control de lanzamiento CD 40 para tener éxito. Los conjuros que consigan cambiar el tiempo en cualquier sentido tan solo duran un número de asaltos igual al nivel del lanzador o la mitad de la duración normal del conjuro, lo que sea menor, antes de revertir a su estado anterior. Los conjuros que ayudan a resistir los efectos del clima frío funcionan normalmente. Los conjuros basados en el frío no ganan bonos o beneficios especiales de este frío sobrenatural.

Huérfano Feérico

Fuiste encontrado en los yermos portando la marca de los feéricos.
Prerrequisitos: Afinidad con Irrisen.
Beneficio: El tiempo que has pasado entre los feéricos te garantiza un RD 1/hierro frío y un bono de +2 en los controles de empata animal. Las armas de hierro frío te causan un punto de daño adicional.
Especial: Tan solo puedes escoger esta dote a nivel 1.