jueves, 23 de septiembre de 2010

The Mesh, 1ª parte: Introduccion

Este es el texto introductorio del capítulo 'The Mesh' del Eclipse Phase, un texto que considero muy ilustrativo sobre que es la "Malla" en el citado juego.

Introducción


Antes de la Caída la humanidad interactuaba a través de internet, redes interconectadas que servían de columna vertebral técnica para la World Wide Web en continua evolución. Aunque comenzó como un medio electrónico para obtener información de varias fuentes (reemplazando el método incluso más antiguo aun basado en el papel), sucesivas generaciones enfatizaron las comunidades digitales y los servicios hospedados como las redes sociales, las wikis, blogs y folksonomias. Esto facilito la franqueza, colaboración y el ánimo de compartir estableciendo las bases para una moderna e interconectada sociedad de la información. Etapas posteriores enfatizaron la interacción wireless, geolocalización y enfoques semánticos de la web, y alcanzaron saltos quánticos en el terreno de la interactuación entre usuarios con la aparición de interfaces cerebro-computadora, la realidad aumentada (RA), la realidad virtual (RV) y la reproducción de experiencias ( RE).

Este entorno, unido con el excepcional crecimiento del poder de procesamiento y el almacenamiento de memoria, creo un sendero evolutivo para el desarrollo de agentes inteligentes, diseñados para aumentar la capacidad de procesamiento humana, que en las siguientes décadas se transformarían en Inteligencias Artificiales (IAs). Aunque estas "débiles" IAs no poseían todas las habilidades cognitivas humanas, por lo que tendían a la sobrespecialización, y estaban restringidas por limitaciones de programación, la evolución digital hacia la Inteligencia Artificial General (IAG), IAs "fuertes" con capacidades de inteligencia iguales o superiores a las de los humanos, ya no podía ser detenida. A partir de este punto tan solo era cuestión de tiempo antes de que las teorizadas IA Simiente apareciesen, maquinas pensantes capaces de automejorarse repetidamente, llevándolas a un crecimiento exponencial de inteligencia. Desafortunadamente para la humanidad, el resultado fueron los TITAN.

Sin embargo, incluso antes de la Caída el viejo internet se estaba transformando en algo nuevo. En lugar de conectar por medio de servidores centrales, los propios usuarios conectaban inalámbricamente uno con otro, creando una red descentralizada de dispositivos portátiles entrelazados. Los usuarios estaban online en todo momento, conectando con todo y todos alrededor de ellos en un entorno informático ubicuo.

Esto era especialmente cierto entre aquellos que participaban en la expansión humana por el espacio. Desconectados de internet debido a la distancia y el retraso que implican las comunicaciones a la velocidad de la luz, estos usuarios sin embargo conectaban con toda la gente y los objetos en su entorno cercano o su hábitat, creando redes entrelazadas inalámbricas locales. Así fue como nació la Malla, asumiendo el lugar de la vieja Internet de la Tierra, perdida durante la Caída.